Ratones, basura, llaves malas e instalaciones eléctricas artesanales: así viven en la cárcel de Valparaíso

Situación fue denunciada hoy y afecta tanto a internos como a funcionarios. Desde Gendarmería señalaron que “se hacen cargo” de los problemas.

Serios problemas de infraestructura y salubridad al interior de la Cárcel de Alta Seguridad de Valparaíso dio a conocer hoy La Estrella de Valparaíso.

Las imágenes, entregadas por los afectados, dan cuenta de serios problemas con la recopilación de basura, el estado de espacios comunes, y la presencia de instalaciones “artesanales” de electricidad, que bien podrían provocar una tragedia.

Según se dio a conocer, el problema afecta tanto a gendarmes como internos, y también incluyen la presencia de ratones que caminan por cada rincón del penal. Además, hay celdas en desuso, cámaras de seguridad inexistentes, baños tapados tanto del personal como de los internos, instalaciones eléctricas precarias, y candados que se abren sin necesidad de llaves.

Este problema, ya es conocido por los funcionarios. El sargento segundo Carlos Fernández, y tercer director de la Asociación Nacional de Suboficiales de Gendarmería, dijo que el registro dado a conocer “da cuenta de las precarias instalaciones eléctricas que hay dentro de las celdas de los internos, es un peligro que puede generar una electrocución de un colega nuestro o de un interno, o se puede producir un incendio”.

Agrega que, “hay problemas con el agua potable, las redes no están en condiciones ya que muchas llaves corren. Está bien, sabemos que la población penal las destroza, pero el complejo debe reponer esas llaves para que no se pierdan cientos o miles de litros de agua”.

En las denuncias hay un hecho que no deja de llamar la atención. En Valparaíso, hay 20 celdas sin usar, las que se encuentran en el módulo 104, del primer nivel.

“Podríamos trasladar a 80 reos a esas celdas, son espacios que no se están ocupando y lo que generan es que se produzcan roces en la población penal terminando en riñas que muchas veces terminan con gente en el hospital o fallecidos”, agregó el dirigente sobre este hecho.

Conocidas las denuncias, el director regional de Gendarmería, coronel Eduardo Muñoz, y el alcaide del complejo, comandante Rubén Pérez dijeron conocer estos problemas. “Las condiciones habitabilidad no son las óptimas y nosotros nos hacemos cargo de esa realidad. Tenemos un recinto con un 128% de ocupación donde se nos va deteriorando la infraestructura, pero también la convivencia y eso complejiza aún más la labor de nuestros funcionarios y funcionarias”, dijo Muñoz.

“Siempre las necesidades son más que los recursos, pero nos estamos haciendo cargo de esa realidad”, agregó a propósito de las inversiones que se han realizado en el panel. Agregó, a propósito de las instalaciones artesanales, que el proyecto eléctrico de Valparaíso tiene un costo de $5 mil millones y respecto de las 20 celdas adelantó que ya se está trabajando para habilitarlas a la brevedad. “No quiero esconder una realidad que nos golpea a todos, no nos podemos dar el lujo de tener un 128% de ocupación y además tener celdas inhabilitadas y en ese esfuerzo estamos todos desde el director nacional, este director regional y el alcaide”, dijo.

Ver Noticia completa en…

También te puede interesar...